Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Published:

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre), seguido de la campaña mundial 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género, es un momento para reflexionar acerca de los compromisos para eliminar la violencia contra las mujeres para 2030, renovarlos, amplificarlos y elaborar estrategias que permitan alcanzar este objetivo.

Poner fin a la violencia contra las mujeres es posible, pero solo si actuamos juntos, ahora. La OMS desempeña un papel fundamental a la hora de llamar la atención sobre la violencia contra las mujeres entendida como una cuestión de salud pública, igualdad de género y derechos humanos, y de dar respuesta a esta violencia.

Información y promoción de la salud pública

En todos los países y culturas, es necesario adoptar más medidas para garantizar que las mujeres, en toda su diversidad, vivan una vida libre de violencia y coerción. Las estimaciones a escala mundial (en inglés) son preocupantes:

aproximadamente 1 de cada 3 (30%) mujeres en todo el mundo sufre violencia física y/o sexual, mayoritariamente en el seno de una relación íntima.

Esta violencia empieza alarmantemente temprano: casi 1 de cada 4 (24%) adolescentes de 15 a 19 años que han tenido una relación íntima ha sufrido violencia física o sexual a manos de su compañero.

Los efectos en la salud pueden durar toda la vida: la violencia afecta a la salud física, mental (en inglés), sexual y reproductiva de las mujeres. Existen programas prometedores para prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas. El marco interinstitucional «RESPETO a las mujeres» resume la evidencia para prevenir la violencia contra las mujeres. Las mujeres y las niñas afectadas por la violencia deben tener a su disposición mecanismos de apoyo, incluido un acceso seguro a la atención y a servicios.

¿Cómo puede implicarse?

Busque más información, visite la página sobre temas de salud de la OMS relativa a la violencia contra las mujeres y la nota descriptiva que la acompaña, o utilice la base de datos interactiva para ampliar sus conocimientos acerca de la prevalencia por países, regiones y grupos de edad.

En los medios sociales, comparta las infografías y los vídeos de la OMS para fomentar la sensibilización y la búsqueda de atención de salud. Puede etiquetar a @WHO y @HRPresearch y usar los hashtags de la campaña de ONU-Mujeres: #OrangeTheWorld / #16Days

Únase a nuestra próxima sesión en Twitter Space: próximamente daremos más detales

Nuestro trabajo

Perfeccionar los datos a fin de poder adoptar medidas

Disponer de unos datos fiables y comparables sobre la violencia contra las mujeres es fundamental para comprender y promover las intervenciones en materia de prevención y respuesta, actuar y hacer un seguimiento de los avances a ese respecto. La OMS desempeña un papel destacado a la hora de perfeccionar los datos para que puedan orientar la elaboración de políticas y programas. Base de datos mundial de la OMS sobre la prevalencia de la violencia contra la mujer (en inglés).

Fortalecer la capacidad de los sistemas y los proveedores de atención de salud

Capacitar a los proveedores de atención salud y mejorar el grado de preparación del sistema para proporcionar una atención de calidad son aspectos clave de la respuesta de los sistemas de salud a la violencia contra las mujeres. El sector de la salud debe ser capaz de proporcionar una atención segura, eficaz y centrada en las supervivientes. Entre los instrumentos de la OMS para ayudar a los sectores de la salud a lograr este objetivo cabe destacar: una carpeta de recursos para fortalecer la respuesta de los sistemas de salud de los países, un plan de estudios para capacitar a los proveedores de atención de salud (en inglés), una guía para integrar el contenido de la respuesta a la violencia contra las mujeres en la formación previa al empleo para personal médico, de enfermería y de partería, y un plan de estudios que puede implementarse en línea para contextos en los que la capacitación presencial no es factible.

Intensificar los esfuerzos en entornos humanitarios

La OMS también trabaja con asociados de todo el mundo para promover una respuesta de los sistemas de salud a la violencia contra las mujeres y las niñas en situaciones de crisis (en inglés). Esto incluye actividades para fortalecer la respuesta del sector de la salud a las violaciones y la violencia de pareja en emergencias humanitarias, donde, como consecuencia de los desplazamientos masivos y del colapso de las medidas de protección social, el riesgo al que están expuestas mujeres y niñas es mayor. El acceso a una atención y unos servicios de alta calidad centrados en las supervivientes es esencial.

Artículos relacionados

Artículos recientes