CON SATISFACCIÓN Y ALEGRÍA

 

Gracias a Dios y a quienes hacen posible el comedor comunitario «Santa Teresa de Calcuta» seguimos creciendo a un ritmo de ayuda al más necesitado.

Hoy pudimos ofrecer a la comunidad y a las personas necesitadas un platillo que además de sabrosoha ha ayudado a 383 personas, lo cual vemos la gran necesidad que existe en nuestra isla de servir a quien lo necesita.

El equipo de ayuda y servicio que ofrece nuestro comedor comunitario «Santa Teresa de Calcuta» tiene la alegría de llevar a las familias un pedazo de pan y un poco de comida, lo cual sentimos una grata emoción saber que sí podemos ayudar.

Con orden y el corazón en la mano nuestro equipo trabaja con ahínco para que a las 12 pm se tenga la comida lista para llevarla a sus hogares.

Pero hay algo fundamental en nuestro equipo y es que la sonrisa con la cual se les ofrece a quienes llevan su tupper, tiene un valor de prójimo necesitado.

Todo nuestro equipo está listo para sonreír y valorar que los que menos tienen, deben sonreír y eso se les da como primer momento.

Nuestro equipo tiene algo diferente, y es que la sonrisa que se les da, además de la comida, es la alegría que deben llevar a sus hogares.

Triste es haberlo sabido, pero más triste haberlo vivido. Hoy nos hemos enterado que en algún lugar, cerca de nuestra Isla, una chica se quitó la vida porque no había un pan para su familia. Es triste decirlo, pero más triste vivirlo en carne propia.

Estas lecciones son precisamente las que nuestro comedor comunitario «Santa Teresa de Calcuta» quiere evitar a toda costa y no podemos estar tranquilos cuando sabemos que detrás de unos ojos hay una lastimosa vida.

Por ello, nuestro proyecto es quitar el hambre a quien no encuentra la salida y solución en estos momentos de pandemia.

Sabemos que la tristeza, angustia y depresión, puede ser un camino fácil y viable, pero nada razonable. Es bueno para una persona que tiene fe, esperanza y fortaleza saber que todo tiene solución cuando vemos por delante a Dios y a un prójimo que son como ángeles que nos animan.

Aquí estamos dando la batalla y sirviendo con mucho ánimo a toda persona que se presente ante nuestro comedor comunitario.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *